¿Que soluciones puedo poner en marcha si mi perro muerde los muebles? | Cachorros Cocker Spaniel.

Desde el blog Andaba Xey, cachorros Cocker Spaniel os contamos como podemos solucionar el problema de que nuestra mascota muerda nuestros muebles. Te contamos todos los detalles a continuación.

Muchos de vosotros nos contáis como vuestro perro muerde y acaba con los muebles, lo primero que debemos de saber es que es una conducta habitual, dependiendo del perro que tengamos puede mosdisquear todo y este hecho puede convertirse en un problema diario. Desde Cachorros Cocker Spaniel te diremos que existen repelentes antimordisco para perros, estos productos pueden ser una solución fiable para acabar con el problema de raíz.

Este tipo de productos están fabricados a partir de sabores identificados por los perros como sabores malos, se caracterizan por tener sabores amargos o incluso picantes. Desde Cachorros Cocker Spaniel te podemos confirmar que la mayoría de los perros rechazan los sabores amargos con lo que aplicándolo sobre la superficie de los diferentes muebles, nuestros pequeños dejarán de morderlos.

Hay que tener en cuenta que este tipo de repelentes van a funcionar mejor dependiendo del tipo de perro, desde Cachorros Cocker Spaniel te aseguramos que las células receptoras del sabor en nuestros perros están al final de la lengua, así que dependiendo del tipo de raza de perro nos podemos encontrar con el problema de que este repelente no llegue a actuar de manera directa. También es cierto y es bueno saber, que el contacto prolongado del repelente con la lengua del perro va a terminar funcionando siempre. Pero, ¿cómo tenemos que usar estos productos antimordisco?

Por lo general, este tipo de repelente funciona en formato aerosol, de esta manera echamos una ráfaga de producto sobre un paño húmedo y lo frotamos sobre los muebles. Desde Cachorros Cocker Spaniel os aseguramos que no dejan manchas ni olor, y que su puesta en marcha es de total fiabilidad. Es muy importante que una vez que hemos pasado el repelente por los muebles, acerquémos a nuestro perro hasta la zona y le “obliguemos” en cierta manera a que tenga contacto directo con su lengua. De esta manera vamos a hacer que nuestro perro tome contacto con el repelente y sienta un sabor amargo por el que no se sienta atraído.

Desde Cachorros Cocker Spaniel te diremos que una vez que nuestro perro haya probado el repelente, una medida para saber que no le ha gustado es que moverá la cabeza de un lado hacia otro.

Para ser conscientes de que el producto va a funcionar de manera correcta, debemos de ser constantes y persistentes. Será la única manera de garantizar que nuestro perro no vuelve a morder los muebles. Desde Cachorros Cocker Spaniel te recomendamos que utilices estos repelentes por diferentes zonas de la casa, aquellas en las que nuestro perro está acostumbrado a morder sin control. Los repelentes antimordiscos son una solución clara y fiable cuando nuestro compañero tiene como costumbre morder todo.

Bea Cocker

This entry has 0 replies

Comments are closed.